Esto es lo que pasa cuando no escuchas la recomendación de un veterano…
En 1997, George Clooney se metió en la piel del hombre murciélago para Batman & Robin. Cualquiera amaría convertirse en el famoso superhéroe de la capa negra, sin embargo, el actor aprendió por las malas que no todo lo que brilla es oro.

Clooney sufrió los estragos de su fracaso como Batman, y aún lo recuerda. Por eso, cuando su amigo Ben Affleck le contó que sería su turno detrás del batimóvil, George no dudó en lanzarle una clara advertencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí